} Lc 7 :50 Pero Jesús dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vete en paz. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

jueves, 19 de febrero de 2015

Lc 7 :50 Pero Jesús dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vete en paz.




Lc 7 :50 Pero Jesús dijo a la mujer: Tu fe te ha salvado, vete en paz.

Bendito y alabado sea el Señor. Herman@s lo que quiero contaros hoy, tal vez sale de lo habitual, pero quiero y debo contaros que grande es el Señor y que tenemos un Padre misericordioso. Tal vez habrá gente que me crea y otros que no, de verdad os digo que no pretendo ser o no creía el Señor sabe la verdad y a El no le puedo burlar. He pasado dos días con

mis piernas muy enfermas, tengo fibromialgia , quien padezca de esta enfermedad sabe que el invierno suele ser mortífero, a mi normalmente me ataca a las piernas o en las manos, he pasado dos días que no se los deseo a nadie, con medicación, morfina y demás productos que los médicos te dan, esta mañana era un suplicio arreglarme para acudir al culto junto a mi familia, pero con la ayuda de mi esposo pude subir al coche, me ayudo a entrar en la congregación y a la hora de la alabanza me quede sentada porque no podía ponerme de pie, alababa y oraba al Señor, le daba las gracias porque a pesar de tenerme dos días con mucho dolor, había permitido que hoy acudiera a su casa y alabar junto a mis herman@s al trono de Gracia, herman@s tenemos un Dios que no ha cambiado en los años, hizo milagros y sigue haciéndolos, porque aquí esta hoy mi milagro, en un momento de la alabanza mis piernas empezaron a sentir un calor que poco a poco me quemaba y no podía saber que pasaba pero si sentía que me aliviaba, y cuando acabo el quemazón las piernas ya no me dolían y podía ponerme de pie sin ayuda de nadie, grande es el Señor, testifique ante mis herman@s porque a Dios le plació glorificarse en esta mañana y os lo cuento ahora a vosotros para testificaros también y deciros que no perdáis la fe, sea en el área que sea, yo no digo que tu sanes porque no tengas fe, no estoy diciendo esto, ni estoy diciendo que yo tenga mas fe que nadie, simplemente a Dios tuvo en su voluntad hacerlo y pienso que ya no tanto para que yo sanare sino para abrir los ojos que aún algunos mantienen cerrados en alguna área de su vida. Lamento al que no me crea porque sus ojos están cerrados y oraremos por todos ellos, pero si creedme cuando te digo que hay que tener fe, mantenerse firme ante la adversidad, da igual las circunstancias, no importa cuan fuerte sople el viento, mantén tu fe, tu comunión con aquel que dio su vida por ti, sangre fue el pago por nosotros y debemos recordarlo cada día, por sangre fuimos comprados y ello significa que cuando nos acercamos al Señor y lo aceptamos, aceptamos todo, no vale luego decir esto si y esto no, o estamos para todo o no estamos para nada, El nos lo dio todo, como un Cordero que va al matadero, yo te pregunto ¿tanto cuesta mantenernos firmes y obedientes? Si cuesta mucho, lo se, soy de carne y hueso, pero la única manera de que el diablo no nos zarandee es manteniendo una comunión diaria y constante con Dios, en el momento que nos apartamos un poco, ahí esta ya se coló, de ello hemos hablado tantas veces que no voy a hacer mas referencia hoy, quería contaros lo que os he contado, pienso que estaba en el deber de compartir con todos vosotros lo ocurrido para dar testimonio de quien piense que Dios lo ha olvidado no pierda la fe y se aferre aun mas al Señor, porque Dios se preocupa por cada uno de sus hijos, no lo dudes………….
Dios te bendiga en el nombre del Señor. Devocionales Cristianos Maná

Ultimos comentarios

Bible