} -Lucas 5: 39- Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

domingo, 15 de febrero de 2015

-Lucas 5: 39- Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.






Lucas 5: 39 Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor.

No nacimos siendo ya creyentes, en cuestiones de fe nada tiene que ver el tiempo que llevamos aquí en el mundo con el tiempo que llevamos vivido desde que aceptamos a Jesús el Cristo como nuestro único medio de salvación.
Quizás antes algunos de nosotros éramos religiosos, quizás no creíamos en nada, quizás simplemente nos comportábamos como hombres naturales, quizás una combinación de las anteriores, 
Sea cual sea la opción en la que nos identifiquemos todas ellas tienen una cosa en común; era el modo de vida que llevábamos.
Se puede llegar a oír a veces; esto u aquello tampoco es tan malo, haciendo referencia ha actitudes que teníamos nosotros mismos antes de ser cristianos.
Nuestra antigua vida, el vino añejo, la que estaba controlada por el príncipe de este mundo sigue todavía a veces llamando, queriendo que volvamos a vivir como vivíamos. Hay una cosa que muchos de los que abandonan el verdadero camino de salvación para volverse a su antigua naturaleza no saben; que el vino añejo, por muy agradable que sea al paladar es un vino descuidado y se tornará agrio, imposible de beber.
Como hombres conocemos lo que es de este mundo, como cristianos ya conocemos, más o menos, mejor o peor, pero a fin de cuentas conocemos el nuevo vino que se ofrece a los hombres; los Evangelios que testifican de nuestro Señor, reacios todos al principio siquiera de probarlo pero que, una vez probado y con los cuidados necesarios se vuelve poco a poco más agradable que cualquier vino añejo.
Para conseguir esto es necesario desechar el odre viejo, debemos convertirnos en nuevos odres para albergar al vino nuevo y crecer en concordancia. En época de Jesús de Nazareth debían dejar atrás la Ley y aceptar la Gracia. Hoy es igual, dejar todo lo que somos y vivir el El, y El en nosotros.
Es incompatible el vino nuevo en odre viejo, y al contrario también.
Estamos bajo la gracia y no bajo la Ley, vivimos bajo la sombra protectora de nuestro Señor y no bajo la oscuridad de este mundo y aún estando en medio de esa oscuridad somos portadores de luz, distribuidores del nuevo vino.
Predica herman@ la verdad de Jesús el Cristo, presenta en todo momento y lugar el vino nuevo, que nadie pueda decir que no le ofreciste de este vino y, toda Gloria a Dios, que muchos acepten a beberlo y se unan a la hermosa labor de expandir el mensaje de salvación. Amén.



Ultimos comentarios

Bible