} UN CLUB SOCIAL - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

domingo, 5 de julio de 2015

UN CLUB SOCIAL



Mt 5: 11-12 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Voy a intentar ser breve, pero os pido de antemano disculpas si hoy se me va de la mano el teclear. Una congregación, debe ser un lugar de culto, donde a parte congregarse los creyentes sea un lugar lo suficientemente agradable para aquel que desconociendo las cosas del Cielo, entre buscando
el perdón del Señor. Una congregación debe ser aquel lugar donde todos juntos claman y alaban al Señor, donde los hermanos tienen cuidado uno de otros, pero herman@s, cuando en una congregación empiezan las murmuraciones empezando por quien la dirige, donde se empieza a querer atarte recordándote lo que han hecho por ti, cuando la Palabra empieza a ser prostituida, cuando el embuste y la mentira sube al púlpito, cuando quienes deberían dar ejemplo de humildad enaltecen su cuello, eso deja de ser una congregación y pasa a ser un club social, donde hay normas, donde se ha dejado de practicar aquello por lo que fuimos llamados, donde tanto tienes tanto vales, cuando se empieza a manipular a los herman@s para que parezcas el peor de pecadores, entonces herman@ clama al cielo y da gracias al Señor, porque estas en el camino, cuando en ese club elitista, ese club social sientes la murmuración, las miradas sobre ti, si haces o dices, sal corriendo y aunque te duela el alma, no mires atrás, porque ahí ya no vas a encontrar aquel lugar para como dice la Palabra, “debemos congregarnos”,y habitar con los hermanos “ porque ahí ya no hay poder de Dios, sino el poder del orgullo, de las titulaciones, el poder de yo se mas, el poder de la manipulación, el poder del diablo, eso ha dejado de ser un lugar donde alabar a Dios, sino un lugar donde te dicen como sentarte, como cantar, buscando lo que hay que cantar para que la gente sienta de una forma u otra y así a la hora de ofrendar, sacudan mas sus bolsillos, donde ya no existen los dones del Espíritu Santo, mas si los de satanás, orgullo, vanidad, celos, murmuración, evidenciarte ante los demás, donde intentan hacerte sentir culpable por no poder dar mas, donde el que ministra, porque no merece que lo llamen ni pastor, ya que pastor es aquel que esta al cuidado de un rebaño y cuida de el, no el que lo lleva al precipicio es el primero en ponerte en la línea de fuego.
Se que es doloroso dejar una congregación donde hay herman@s a los que amas, pero cuando el Señor te muestra la basura, la suciedad del lugar, no puedes seguir compartiendo, sino tan solo orar, porque sino te haces tan complice de ese pecado como ellos, y bastantes tenemos como para añadir uno mas a la lista, si te digo, hay que salir mas sin juzgar, todo lo contrario, primeramente intentando dar luz al lugar, pero si la oscuridad es tan grande que tu luz no alumbra, entonces bienaventurado seas, porque las Escrituras dicen que aquellos que son menospreciados, vituperados , injuriados por hablar la verdad, por hablar de Cristo su galardón es grande en los cielos.
Así que si hoy te encuentras en esa situación, preséntalo al Señor para que te muestre la salida y te digo no mires atrás porque es fácil caer en la murmuración y el juzgar, sino que sacúdete el polvo de tus sandalias y sigue caminando, y deja que sigan jugando a endiosarse, cada uno en su “ministerio” que Dios hará justicia, deja que El se encargue de lo esos clubes donde no eres bienvenido por hablar las cosas de Dios, mas tu herman@ deja que el Señor sane tu alma herida, y sigue sirviendo como Dios te indico,

DIOS OS BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT. DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.
http://www.devocionalescristianosmana.org.es/

Ultimos comentarios

Bible