} CONGREGACIONES? - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

domingo, 11 de octubre de 2015

CONGREGACIONES?



Filemon 1:2 y a la hermana Apia, y a Arquipo, nuestro compañero de milicia, y a la iglesia que está en tu casa:

Y a continuación os dejo otro para que nos situemos Hebreos 10:25 no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al ver que el día se acerca.

Que complicado se hace el hablar de congregaciones cuando la trayectoria del cristiano ya tiene unas cuantas suelas de zapatos gastadas, herman@s todos hemos entrado y salido de algunas congregaciones, y el motivo es siempre el mismo, sea por lo que sea algo nos incomoda y nos vamos, sea porque
la doctrina que se predica no sea la correcta, o por desavenencias con algunos hermanos, pastores y en congregaciones grandes todo un gabinete de hermanos dirigiendo. El congregarnos es bueno claro que lo es, cuando el sentir con los hermanos es el mismo, ya que nos alentamos unos a otros, nos exhortamos como dice el versículo, poder adorar, alabar, orar y compartir con armonía, la costumbre de congregarse en la antigüedad era porque no todos tenían las Escrituras, y los rollos se conservaban en los lugares de culto, pero a medida que fue pasando el tiempo, en algunas casas también se reunían los hermanos, también se congregaban, cabe distinguir entre congregación y congregarse, no es necesario una gran congregación para que los hermanos nos podamos reunir y compartir la Palabra, para adorar, para alabar al Señor, no hace falta filas interminables de bancos o cientos de sillas para que podamos orar juntos, tan solo es necesario tener ganas de compartir con los hermanos sea donde sea. Pablo en las Escrituras hace referencia a varias casas que se abrían para que la Iglesia del Señor se pudiera reunir.
Y es ahí donde muchos hacen de la Palabra su conveniencia, ya que como hemos visto se nos insta a que no dejemos de congregarnos, es decir, de ser participes con los hermanos de la Palabra, de la dirección del Espíritu, pero no hay ningún versículo que nos diga que construyamos grandes congregaciones, y así te lo cuento herman@ para que nadie diga que estoy escribiendo que no debemos acudir a una congregación, sino todo lo contrario es nuestro deber congregarnos, mas el lugar es lo menos importante. Existen congregaciones que hacen campañas impresionantes, abriendo las puertas para todos y queriendo rizar un poco el rizo, para casi todos, ya que abren sus puertas pero no sus corazones, ya que la intención de esas congregaciones no es la unión entre herman@s, sino es una campaña para llenar arcas.
La Iglesia del Señor se reúne allá donde el Espíritu dirige a los herman@s, donde puedas dar la mano a tu hermano, donde conoces su nombre y sus necesidades, en una congregación grande los hermanos apenas se conocen, y si alguno tiene una necesidad como no sea de los pocos que conoces y preguntas quien es te responden: si aquel hermano que se sienta en el tercer u octavo banco del lado izquierdo, si aquel que es alto o bajo, se que me entiendes, lugares donde los hermanos se conocen por referencia, no porque se hayan unido en un mismo espíritu y en un mismo sentir.
Por ello me ha parecido correcto usar el versículo de Filemón, para que veamos que el Pueblo de Dios, si se congregaba, si obedecía a Dios, para que nadie pueda decir que lo que se entienda de todo esto es que debemos hacer lo contrario es decir no congregarnos, no mi herman@ en ningún momento he dicho eso, lo único que si te digo que es un gozo compartir con los herman@s, sea la Palabra, sea un almuerzo, sea lo que sea, pero que el invitado sea nuestro Cristo Redentor, y que podemos congregarnos allá donde sintamos que el Espíritu nos lleve y no congregarnos porque un edificio nos pueda parecer mas o menos bonito, mas o menos grande, una sola pregunta hoy ¿ un grupo de herman@s sentados en una plaza, en el campo, en la playa, etccc, están congregándose? Pues si, Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mt 18:20
Solo una pequeña apreciación para terminar una buena congregación no es aquella donde todos son iguales, sino aquella donde todas las personas a pesar de sus diferencias son tratados por igual……………..

Vuestra hermana en Cristo Maika.
DIOS OS BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT. DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.
http://www.devocionalescristianosmana.org.es/

Ultimos comentarios

Bible