} EL BIEN DEL PERDÓN - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

jueves, 14 de enero de 2016

EL BIEN DEL PERDÓN



Prov 17:9 El que perdona la ofensa cultiva el amor; el que insiste en la ofensa divide a los amigos.

Cuantas veces se nos habla del perdón, cuantas veces Jesús nos enseño como perdonar, herman@s, que sería de nosotros si no nos hubiera perdonado el Señor, bendito sea. Hoy os contare parte de mi testimonio para poder llegar a lo que produce el perdón y las consecuencias que tiene el no saber perdonar.
Nunca he sido una persona rencorosa, ni antes de llegar a los pies de Cristo, pero bueno era un poco de armas tomar. Llegue a Cristo,
me perdono, y eso si lo entendí lo primero, ya no era prisionera de mi pasado, primero el Señor me perdono, segundo conseguí perdonarme a mi misma, cosas de aquellas que tenemos, pero aún quedaba algo importante en mi vida, un suceso que había marcado mi infancia y mi adolescencia, algo que había aparcado en lo mas hondo de mi corazón pero que existía, a los pocos meses de conocer al Señor, me contaron algo que despertó aquello que tenía dormido y puedo aseguraros que aquel momento si yo no hubiera conocido al Señor, hoy aún estaría presa, arruinando mi vida y la de todos los que me rodeaban, aquel día llore hasta lo impensable y arrodillada oraba y le pedía al Señor dominio propio, que me diera el valor suficiente para poder perdonar aquel suceso en mi vida, le pedía que no me pusiera nunca frente a frente a una persona, y de cierto os digo que conseguí perdonarla, y nunca mas he vuelto a ver esa persona, mas fiel es Dios con sus hijos, no me causa placer saber cual es la situación de esa persona, todo lo contrario me produce pena, pero la justicia de Dios actuó, mas si la hubiera tomado por mi mano, todos hubiéramos padecido.
Herman@s, sabéis ya de sobras mis problemas de salud, intento mantenerme siempre entera pero hay días que me derrumbo, pues bien, hoy fui a la peluquera y hablando con ella de mi situación, me decía que era una mujer fuerte y que con todo lo que tenía y sabiendo que yo era creyente no entendía porque no estaba molesta con Dios, esto nos llevo a tener una conversación que acabo en un punto en el que me contaba que ella no era capaz de perdonar a una persona, cabe decir que no es creyente, le explique que mientras ella no fuese o no sintiera esa fuerza de perdonar la hacía feliz, cuando tenia que compartir con esa persona, claro esta que su respuesta fue no, le pregunte como se sentía los que le rodeaban como se sentían en aquellos momentos, y su respuesta era infelices, le explique el perdón de Cristo para con el hombre, y le puse como una especie de historia, si ante ti te ponen a una persona pequeña, poquita cosa y tu vas lleno de rencor, con amargura y entras al trapo, a ese enano lo conviertes en un gigante porque lo alimentas con la falta de perdón, pero por si lo contrario ante ti, te ponen un gigante, al cual has sido capaz de perdonar, no hará falta ni una palabra, porque su sonrisa, su mirada que ya no guarda rencor hará que ese gigante caiga de rodillas porque no tiene nada con que alimentarse.
Ahhh mi niña, mi peluquera, termino llorando, el Señor toco su corazón y entendió, no era el momento de hablar mas, de insistir, ya que en esa conversación estuvimos ella, yo y el Señor, que toco lo que tenía que tocar, ahora le toca meditar, reconciliarse con ella y luego si Dios lo quiere se acercara la reconciliación con Dios.
Donde quiero llegar con todo ello amad@s herman@s, que la falta de perdón solo nos trae amargura en nuestro corazón y si decimos seguir a Cristo, y este nos has perdonado ¿Quiénes somos nosotros para no hacerlo? Esa mirada que la muchacha me decía que era limpia, esa mujer fuerte que ella veía, no es de una súper mujer, sino de una simple sierva del Señor, que peca todos los días, que se humilla ante su Rey todos los días, simplemente una mujer que no sería lo que soy hoy sino hubiese sido perdonada por el Señor y entendido el significado del Perdón.
No hay lección para nadie, ni moralejas, sino que cada uno medite y se que habéis entendido mis palabras desde la primera línea. Herman@s amemos a todos porque el Señor nos ama y nos enseño a amar, y perdónemos como fuimos perdonados. Ahhhh si en algún momento esa alma atormentada acepta al Señor ya os contare, no os canséis de sembrar, que el crecimiento es del Señor………………………..
Vuestra hermana en Cristo Maika.
DIOS OS BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT. DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.
http://www.devocionalescristianosmana.org.es/

Ultimos comentarios

Bible