} NADA SOY. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

miércoles, 15 de abril de 2015

NADA SOY.





Juan 15:5   Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

Realmente solo debería poner el final del versículo, pero no me gusta cortarlos:
“porque separados de mí nada podéis hacer.”
Cuando esta en el servicio de urgencias de cualquier hospital te das cuenta, entre otras muchas cosas, que
nada somos como ser individual, separados del resto.
Que sería de cualquiera de nosotros si ese hombre o mujer que viste con bata blanca no hubiera tenido esa vocación de aprender una carrera de medicina para ser útil a los demás, para ayudarles, para aliviarles el dolor, para hacer lo imposible para ayudar a unos extraños que cada día se presentan ante el, todos distintos, con sintomatologías diferentes, y con algo en común todos ellos; necesitan de su ayuda.
Cualquier uva separada del racimo muere, cualquier racimo separado de la vid muere, la uva necesita el pámpano, el pámpano y la uva necesitan la vid.
Hace años te hubiese dicho que no necesitaba al Padre para nada, hoy te digo que sin El nada soy.
Muchos no lo entenderán, pero es peor el dolor que produce un corazón de piedra que cualquier dolor que podamos tener. Cualquier dolor podemos calmarlo, podemos eliminarlo, cueste lo que cueste, pero podemos conseguirlo con ayuda profesional.
El dolor que sabemos produce un corazón endurecido hacia Dios tan solo El puede sofocarlo si acudimos humildemente a El.
Es cuando ya estas en manos del Señor cuando te percatas del dolor que tenias antes, el de corazón de piedra; es ahora, conociéndole ya, cuando podemos decir que sin El nada somos.
Debemos siempre estar junto a El, no soltarnos, pues llegará el día en que se acabe el tiempo y ese día si no estamos con El, si no hemos madurado con y por El no encontraremos a ningún médico que nos pueda ayudar, tan solo a El esperando a cualquiera que su vida la haya vivido como pámpano en la vid.
 DIOS OS BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ

Ultimos comentarios

Bible