} Sal 119: 114 Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

sábado, 21 de marzo de 2015

Sal 119: 114 Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado.


 Sal 119: 114 Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado.


Te necesitamos Señor, no podemos verte, mas sabemos que eres la luz que nos alumbra, oírte en ocasiones no te oímos, pero sabemos que nos hablas, aun no pudiendo sentirte, eres el poder que trabaja en
nuestras vidas, aun desconociendo tus sendas, en ocasiones no sabemos reconocer tus obras, pero sabemos en el fondo de nuestro ser que estas ahí, no eres un misterio ni una extraña visión, eres el Dios vivo.
Sabemos que estas con nosotros y que nos oyes, aunque tu silencio nos hace desesperar en algunos momentos, y aun habiendo dudado de Ti en alguna circunstancia, a nuestro lado sigues, aunque solos nos sintamos, nuestros temores los cargas Tu, mi bendito Señor.
Aún en el dolor, moras en nuestro corazón, nos acompañas cuando oramos y cuando dejamos de orar, estas en nosotros y nosotros en ti, gritas alto para que te oigamos: “desnuda tu corazón, entrégame aquello que te aflige”.
Aunque se nos escape a nuestra comprensión, Tu tienes tan claro lo que nos has preparado Padre Santo, porque tu eres la Ley en la que descansa nuestra alma, el amor sublime que nos sustenta, eres nuestra seguridad, nuestra paz, eres en quien depositamos nuestra confianza, y si nos apartamos nos sigues buscando, la Fe que Tu has depositado en nosotros no tiene límites aún cuando la nuestra empieza a flaquear, nos conoces, nos amas, y por siempre estas con nosotros.
Ayúdanos oh mi Señor, a seguir caminando a pesar de que el camino este lleno de tropiezos.
Hoy te entregamos nuevamente nuestra vida para que nos guardes y moldees nuestras vidas………

DIOS OS BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.

Ultimos comentarios

Bible