} Génesis 25: 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

jueves, 5 de marzo de 2015

Génesis 25: 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.





Génesis 25: 33 Y dijo Jacob: Júramelo en este día. Y él le juró, y vendió a Jacob su primogenitura.

Mirando como hombres, con ojos de hombre natural, el hermano de Jacob, Esaú, siempre fue mucho mejor y más dotado física e intelectualmente que su hermano Jacob.
No siempre se puede juzgar a alguien por las apariencias, a decir verdad; nunca. Se debe
siempre mirar el interior de la persona.
Así es como juzga Dios a los hombres, a ti y a mi, a todos. Esaú era el tipo de hombre, joven, fuerte, admirado por los demás. Era el típico con un formidable aspecto exterior, el cual distaba mucho de su personalidad interior.
No tenía ninguna comprensión, capacidad o deseo de ocuparse de asuntos espirituales. Tenía grandes pasiones como hombre, pero carecía de fuerza interior y de autocontrol.
Tan solo le importaba el mismo, es por eso que vendió su primogenitura a cambio de; un guiso de lentejas!
Sería como el que tan solo desea aprovecharse de los beneficios, de las bendiciones, pero sin mantener ningún tipo de compromiso u obligación a cambio, sin tener ningún tipo de responsabilidad.
Si dedicamos toda o en gran parte nuestra vida a lo físico, lo material, lo perecedero, a todo lo que es pasajero y temporal somos como Esaú.
La Biblia nos muestra otra y gran manera diferente y correcta de vivir:
Un cristiano es toda persona que ha escuchado, aceptado y obedecido el mensaje del Evangelio, se ha sentido lleno de la Gracia de Dios aceptando la obra de Jesucristo en la cruz y le ha incorporado a su vida dejándole el espacio en su corazón que antes ocupaba el mismo.
Muchos Cristianos hoy en día, quizás por influencias tanto mundanas, como de erróneas o falsas doctrinas viven una vida a lo Esaú, incluso a veces, exageradamente, tenemos más obsesión e idolatría a lo material que cualquier hombre no creyente o de cualquier religión.
La pregunta final sería si estoy dispuesto a no vender o cambiar nuestras obligaciones, no aceptando así el modo de vida que nos marca El Señor, a dejar escapar, por nuestro comportamiento, todas las bendiciones que Dios nos tiene reservadas y tan solo a cambio de cualquier plato de guiso rojo, a cambio de cualquier bienestar pasajero, temporal e innecesario.
Reflexiono a veces que si pudiésemos poner en una balanza las dos opciones hacia donde se inclinaría la mia; hacia el placer como hombres o hacia una correcta vida que nos lleva a la más grande de todas las bendiciones; la vida eterna.
Es tan solo cuestión de sacar peso de un lado, el mundano, para transformarlo y añadirlo al lado correcto. Vale la pena, no es fácil pero, con la ayuda del Espíritu no es nada imposible. Nosotros decidimos; vivir como hombres o aceptar y cumplir con nuestras obligaciones cristianas.

Ultimos comentarios

Bible