} Marcos 15: 21 Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz. - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

domingo, 15 de marzo de 2015

Marcos 15: 21 Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz.





Marcos 15: 21 Y obligaron a uno que pasaba, Simón de Cirene, padre de Alejandro y de Rufo, que venía del campo, a que le llevase la cruz.

Dijo nuestro Señor que cualquiera que quisiera seguirle debía tomar su cruz para hacerlo.
Que gran diferencia con Simón; el fue obligado por los soldados que acompañaban al cortejo hasta el Gólgota, nosotros hemos sido llamados por El para tomar nuestra propia cruz y
seguirle voluntariamente, sin ser obligados a ello.
Por unos instantes un simple hombre como nosotros liberó a nuestro Señor de la pesada carga que debía llevar para que pudiéramos ser salvos por su sacrificio y posterior resurrección.
Que gran diferencia con Simón; el ayudó a que Jesús de Nazareth pudiese llegar hasta el lugar del sacrificio del Cordero de Dios cargando con el peso de todos nuestros pecados, en cambio hoy somos nosotros los que recibimos la ayuda por parte de El para cargar nuestra liviana cruz al ser comparada con la suya.
Que gran diferencia con Simón; el siguió a nuestro Señor hasta llegar al punto exacto en donde El terminaría físicamente su ministerio en este mundo, lo acompañó hasta la muerte, hoy es El quien nos pide llevemos nuestra cruz y le acompañemos, pero no desde el reino de la muerte, nos lo pide desde el Reino de Dios, desde el lugar de vida eterna, pues Jesús el Cristo no murió nos sigue llamando estando vivo.
Si Simón no dejo de cargar aquella pesada cruz siguiendo al Señor no marquemos nosotros otra diferencia dejando la nuestra para volver atrás y huir de nuestra responsabilidad cristiana.
Tengamos presente que ese hombre que acompañó a Jesús fue por ser obligado y de seguro que no sabía en ese momento cuales serían las consecuencias del sacrificio del que el, involuntariamente, estaba formando parte.
Hoy sabemos las consecuencias de aquel sacrificio y tan solo podemos y debemos decir; Gracias Señor.
Hoy sabemos que tan solo podemos y debemos coger nuestra cruz y seguir junto a El, con otra gran diferencia, vamos con El llevando nuestra cruz pero no hacia la muerte; vamos hacia la vida.
DIOS TE BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.

Ultimos comentarios

Bible