} Prov 30:8 Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario - Devocionales Cristianos Maná

Política de cookies

Política de cookies Más información

Marquesina

PORQUE POR GRACIA SOIS SALVOS POR MEDIO DE LA FE; Y ESTO NO DE VOSOTROS. PUES ES DON DE DIOS; NO POR OBRAS. PARA QUE NADIE SE GLORÍE. - Efesios 2: 8-9 // Toda Gloria a Dios. El Señor te Bendiga

COMPARTE EN:

menu

Visita la nueva web de Devocionales Cristianos Maná. Clik en la imagen.

Web de Devocionales Cristianos Maná

Web de Devocionales Cristianos Maná
Web de Devocionales Cristianos Maná

TRADUCTOR/TRASLATE

viernes, 13 de marzo de 2015

Prov 30:8 Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario




Prov 30:8 Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; manténme del pan necesario
 
Que complicado es ocasiones orar bien, no caer en vanas repeticiones, o excedernos al pedir, o por lo contrario no pedimos lo necesario, que gran tema el de la oración, me parece que se podrían llenar libros y libros sobre ello, es uno de los temas que me apasiona, bueno para no mentir, es que casi todo lo relacionado con la Palabra me apasiona. En este versículo vemos que dos cosas, pero quiero hablaros de la ultima parte, “no me des pobreza, ni riqueza” pienso que es la forma tan correcta para no caer en la avaricia a la hora de orar, a la hora de pedir, podríamos pedir y pedir, reclamar cada una de las promesas de Dios, pero cada cosa en su momento fuera que nos cegáramos y cayéramos en los extremos de la vida, o pasarnos o no llegar, herman@s es entender que Dios tiene su provisión diaria para cada día, y no dar todo de repente para que no caigamos en codicia.
El propio Señor nos enseño a orar en el Padre nuestro: “danos el pan nuestro de cada día”, nos estaba enseñando a que supiéramos tener, que no conformarse, no tiene que ser por que nos conformamos, sino es que hay que entenderlo. Herman@s podemos dar gracias a Dios por su provisión para con nosotros, nos provee de lo que realmente necesitamos, no de aquello que pensamos que necesitamos, que eso es muy distinto. Eso herman@s es orar sin avaricia, sin pretender querer mas de lo que nuestro Padre sabe que necesitamos, la Palabra nos dice que no debemos afanarnos ¿entonces porque nos desesperamos?, Todos hemos tenido momentos de aquellos que nuestra necesidad sea en el área que sea y hasta el último momento no ha llegado la bendición, pero ha llegado.
No mis herman@s, no caigamos en la codicia, en ese orgullo de la autosuficiencia, es decir, necesito mas y mas y mas, porque si eso ocurre iremos dejando de lado al Señor, y vamos a ser como aquellos que dicen ser creyentes pero que solo hacen uso de su relación con Dios, como si fuera un autoservicio, necesito acudo, me hace falta mas, pues pido, no, esa no es la finalidad de la oración. Si miramos bien podremos ver la vida en abundancia que tenemos en el Señor diariamente, ser agradecidos por el día a día recuerda que nuestro Padre no nos desamparara en ningún momento. Hay varios versículos que hablan sobre esto y ya sabéis lo que significa: que es importante que lo tengamos claro, porque Dios no quiere que nuestro corazón se enorgullezca y nos olvidemos de quien es nuestro gran Dador…..DIOS TE BENDIGA EN EL PODEROSO NOMBRE DEL SEÑOR. ATT. DEVOCIONALES CRISTIANOS MANÁ.

Ultimos comentarios

Bible